La Federación de Científicos Americanos (FSA por sus siglas en inglés) descubrió que los estudiantes memorizan 90% de información cuando es enseñada por simulador. En cambio, cuando leen, solo memorizan el 10%.

Es bien sabido por todos, que el videojuego desde su creación es un elemento social que concentra la atención del ser humano casi en su totalidad indiferentemente del entorno, pero ¿cómo logra este elemento condensar toda nuestra atención? Físicamente el videojuego se compone a nuestra vista (y en general a nuestros sentidos) de una pantalla y de un control manual que nos permite tener interacción con un entorno virtual; esto hace que nuestro ambiente se traslade a la acción que se presenta al otro lado de la pantalla “atrapando” la actividad cerebral en más de un 95% perdiendo casi en su totalidad la percepción del mundo real; esta cifra podría ser escandalosa y casi enfermiza teniendo en cuenta que durante más de tres generaciones el videojuego se ha convertido en una problemática para los padres quienes consideran que este elemento se convierte en un distractor a la hora que los niños y adolescentes se dediquen con objetividad en otras tareas sobretodo en el campo escolar. Pero muy pocos estudios hasta una reciente época se han dedicado a estudiar sus beneficios.

gallery/11hechossobreelcerebro